Bombas e Hidroneumáticos > Bombas dosificadoras de químicos

Mostrando todos los resultados 5

Mostrar menú lateral

Bombas dosificadoras de químicos marcas: Milton Roy, Pulsafeeder, Pulsatron y Aquatrol. Capacidad: 3 a 30 galones por día. Amplia compatibilidad química.

¿Qué es una bomba dosificadora?

Una bomba dosificadora o bomba de desplazamiento positivo, está diseñada para inyectar una sustancia química u otra sustancia en un flujo de agua, gas o vapor. Las bombas de dosificación, suelen ser pequeñas, proporcionan un caudal extremadamente preciso para un control máximo. Son la parte central de un sistema de dosificación integrado, diseñado para la dispersión automática de productos químicos. Esta definición de dosificación se aplica a una amplia gama de aplicaciones e industrias, desde el tratamiento de aguas residuales, control de aguas de proceso, hasta el procesamiento de alimentos.

Además de la industria de tratamiento de agua y alimentos, las bombas dosificadoras de químicos, se utilizan en plantas industriales, agricultura, instalaciones de fabricación, laboratorios médicos y operaciones mineras. La función más común de una bomba de alimentación química es para agregar cloro y eliminar bacterias. Pero también hay bombas que resisten y pueden dosificar una sustancia química cáustica o un ácido a un tanque de almacenamiento de agua para neutralizar el pH. Algunas bombas dosificadoras de químicos están diseñadas para operar en ambientes difíciles, de alta temperatura y alta presión.

¿Cómo funciona una bomba dosificadora?

Una bomba dosificadora extrae una cantidad medida de líquido de un tanque de almacenamiento químico e inyecta el químico en un tanque o tubería. Funciona con un motor eléctrico o un actuador de aire y tiene un controlador que enciende y apaga la bomba y gestiona el caudal. Algunos modelos incluyen sistemas de control más sofisticados.

Partes de una bomba dosificadora

Los componentes principales de una bomba dosificadora incluyen:

Contenedor o tanque químico: contiene el producto a dosificar.
Bomba: varía en materiales y tamaño; incluye entrada, línea de succión y línea de dosificación.
Inyector: válvula unidireccional donde se inyecta el producto químico; supera la presión en la tubería y permite que el químico entre en el flujo del fluido al que se está dosificando.
Válvula de pie: válvula unidireccional conectada a la línea de succión; mantiene la bomba cebada.
Línea de dosificación: tubo rígido o manguera reforzada; Puede ser PE, PVC o acero inoxidable.
Sistema de control: garantiza la precisión; se enciende y apaga en momentos específicos. Puede ser un simple interruptor de flujo o temporizador, hasta un sistema de control central SCADA para varios sensores y la capacidad de integrarse en un sistema de mayor volumen.

Tipos de bombas dosificadoras

Estos cuatro tipos de bombas dosificadoras están diseñados para diferentes presiones, productos químicos y aplicaciones. Varían según la acción de bombeo y el mecanismo.

Las bombas de diafragma (inyección constante)

usan un diafragma, un pistón y válvulas tanto en la entrada como en la salida para llenar y vaciar la cámara. Al extraer el pistón se llena la cámara, y se inyecta una cantidad específica de producto químico a una velocidad predeterminada, generalmente un porcentaje del caudal máximo.

Las bombas de diafragma por pulsaciones (inyección de pulso)

también usan el mecanismo de diafragma, pero en lugar de una velocidad de flujo constante, una bobina de solenoide toma el químico y lo inyecta en pulsos. El caudal es el período de tiempo entre pulsos. Es menos preciso que la bomba de inyección constante, pero es de diseño simple y económico.

Las bombas de lóbulo

permiten que cierto volumen de fluido atraviese los impulsores de engranajes. No es tan preciso como una bomba de diafragma y solo es adecuado para fluidos de alta viscosidad que se auto-lubrican para minimizar el desgaste. No están hechos para caudales bajos, ya que es difícil garantizar la precisión.

Las bombas peristálticas

son altamente precisas para la dosificación. Un tubo flexible doblado deja pasar el fluido, y el flujo es controlado por un rodillo que se mueve por medio de un brazo mecánico en el exterior. Esto empuja el producto en el tubo hacia el tubo de dosificación y la corriente de fluido principal